Participación de las familias migrantes en una escuela inclusiva

Pilar Arnaiz Sánchez, Ana María Giménez Gualdo, Gemma López Fernández

Resumo


Cada vez las características del alumnado en los centros educativos son más heterogéneas, reflejo de la sociedad diversa y multicultural en la que vivimos. La presencia de familias migrantes es una realidad en los centros, especialmente, en determinadas regiones y comunidades, como sucede en la Región de Murcia.  Conseguir una educación inclusiva en estos centros no es tarea fácil, se requiere un apoyo decidido de las administraciones educativas, normativas que la propicien así como la colaboración de toda la comunidad educativa, de manera particular, entre los docentes, el alumnado y las familias. Las limitaciones con el idioma o los extensos horarios de trabajo de estas familias de origen extranjero dificultan en muchos casos su comunicación y participación en las escuelas.

Para comprender mejor esta realidad el objetivo del presente estudio es conocer la implicación y la participación de las familias migrantes en centros de Educación Primaria de la Región de Murcia a los que asisten sus hijos, a través del análisis del conocimiento y utilización que tienen del español, de su relación y satisfacción con el funcionamiento de los centros, del intercambio comunicativo con el personal docente y de su interés por las costumbres españolas. La muestra, seleccionada intencionalmente, estuvo compuesta por 102 familias migrantes con edades comprendidas entre los 21 y 60 años, la mayoría formada por tres hijos y con niveles de estudios primarios y secundarios. Se aplicó un diseño de investigación cuantitativo no experimental de corte descriptivo y se optó por el método de encuesta.

Los principales resultados muestran que la mayoría de las familias hablan y entienden el español aunque su competencia escrita y lectora es bastante menor cuando su lengua materna es diferente a la del país de acogida. La relación con el centro educativo es buena aunque la participación en actividades de la escuela y en reuniones con la asociación de madres y padres (AMPA) es escasa. Las familias extranjeras dicen estar muy satisfechas con el centro educativo, con su claustro docente y con las otras familias. Igualmente muestran un nivel de acuerdo medio con la metodología del centro y su funcionamiento. A pesar de que las familias dicen estar bien informadas sobre becas, ayudas y otros asuntos del centro, el intercambio comunicativo a nivel global es mejorable. Por último, las familias aunque incorporan costumbres españolas, mantienen las suyas propias y se relacionan con gente de su mismo país para mantener su propia identidad cultural.

De estos resultados se deduce que quedan aspectos por mejorar para lograr una mayor y mejor comunicación y participación de estas familias en los centros educativos, con el fin de conseguir una educación de calidad, inclusiva y basada en una convivencia intercultural.


Palavras-chave


Educación inclusiva; Familias migrantes; Comunicación; Satisfacción con el centro educativo.

Texto Completo:

PDF

Apontadores

  • Não há apontadores.